Go to Top

Pollo al jenjibre

pollo

Ingredientes

300 gramos de pollo
175 gramos de brócoli
150 gramos de pimiento rojo
150 gramos de zanahoria
Jugo de lima
Aceite de limón y sal
Jengibre en polvo
Jengibre fresco
Un chorrito de vinagre pequeño
Azúcar

Preparación

Si te gustan las recetas rápidas y sencillas de pollo, nada mejor que aprovecharse del pollo al jengibre como una de las alternativas más sanas y sabrosas para acompañar con un arroz blanco o unas patatas salteadas especiadas. El limón, así como el jengibre les aporta un toque exótico especial, con un matiz agridulce pero muy atractivo y nada fuerte. Prueba este pollo al jengibre ¡y nunca más tendrás que comprar platos principales para tu guarnición!

Vamos con el paso a paso del pollo al jengibre:

1º.- Primero, corta el pollo en daditos, ponles sal y pimienta al gusto, y espolvorea con jengibre en polvo, removiendo bien para que todos los trozos de pollo queden perfectamente salpimentados y con jengibre.

2º.- A continuación, en una sartén con un poquito de aceite, dora unos trocitos de jengibre hasta que tengamos el aceite bien aromatizado, sin dejar que se nos queme. Añade el pollo y deja que se dore y quede bien cocinado. Reserva en un plato.

2º.- El siguiente paso será cortar las verduras. Corta el brócolien trocitos medianos, así como el pimiento en tiras y la zanahoria en rodajas finas. Saltea todas las verduras en la misma sartén que habíamos cocinado el pollo, con un poquito de aceite de oliva hasta que estén en su punto. Agrega la sal, una pizca de jengibre, el zumo de lima, otra de azúcar y un chorrito muy pequeño de vinagre. El truco es dejar que las verduras se cocinen durante al menos 8 minutos en total (mejor que queden un poco al dentes), aprovechando los últimos 3 para caramelizarse y adquirir un tono único de color y sabor.

4º.- Mezcla el pollo con las verduras, y ¡listo!

A disfrutar de una receta fácil de pollo al jengibre, que podrás preparar en menos de 20 minutos. Si aprovechas y mientras preparas esta receta, pones a cocer un poco de arroz basmati, completarás un plato único muy nutritivo, fácil y, sobre todo, riquísimo.